• Franco Aguilar

Bitcoin Cash

Luego de la creación de la criptomoneda madre, hace unos años atrás los problemas lógicamente comenzaban a aparecer. Si bien las transacciones eran mayores y la popularidad crecía, también era cierto que cada vez la red podía soportar menos esta demanda de operaciones, lo que las hacia más lentas y también costosas. Es por esto por lo que la comunidad generó una solución, que también dividiría aguas entre los usuarios de BTC.


Bitcoin Cash es el resultado de una bifurcación de la red original de Bitcoin en el año 2017.

Un año después, esta cadena volvió a bifurcarse en Bitcoin SV y Bitcoin ABC, siendo esta última la de mayor relevancia y la que tomó el símbolo original por poseer una mayor cantidad de poder de cómputo y nodos. La criptomoneda de esta red se conoce como BCH. Estas bifurcaciones son actualizaciones del código original llevadas a cabo por la propia comunidad de la criptomoneda en la que sucede.


La misma se llevó a cabo tras una larga discusión sobre cómo poder hacer que la red Bitcoin fuera más escalable. Desde su inicio en 2009, la comunidad sabía que en algún momento la red necesitaría poder procesar más transacciones por segundo que las 8 que originalmente había establecido Satoshi Nakamoto al crearla. Esto se volvió una necesidad por cuestiones lógicas: cuanta más adopción, más personas la utilizan y hacen que las transacciones sean más lentas y con comisiones más altas.


Un año más tarde, dentro de la comunidad existían dos bandos principales: uno proponía aumentar el tamaño de los bloques de la red y otro que proponía mejorar el tiempo de las transacciones sin necesidad de hacerlo. Finalmente, lo que sucedió fue que se llevó a cabo una bifurcación dura o hard fork que dio lugar al nacimiento de Bitcoin Cash.





Una bifurcación dura es el único método actualmente conocido para que los desarrolladores actualicen el software de Bitcoin. Los desarrolladores dividen la red y esencialmente crean una nueva Blockchain con reglas modificadas. La versión original y la versión bifurcada de la criptomoneda tienen cadenas de bloques idénticas hasta el bloque cuando se produjo la división. A partir de ahí, las dos redes existen independientemente. Después de que se produjo la división, todos los que tenían Bitcoins antes de la bifurcación recibieron la misma cantidad de tokens de Bitcoin Cash.


La nueva criptomoneda fue rápidamente adoptada por los inversores, ya que al final del primer día de su existencia

Bitcoin Cash se convirtió en la tercera criptomoneda detrás de Bitcoin y Ethereum en términos de capitalización de mercado.

Aunque era importante saber que ocurriría con algo muy importante para el ecosistema cripto. La minería.


Minar BCH es exactamente igual a hacerlo para obtener BTC. Se utiliza el protocolo de consenso conocido como Prueba de Trabajo o Proof of Work (PoW) y el mismo hash, llamado SHA-256. Esta nueva red posee una menor potencia minera, por lo que la dificultad para hacerlo es menor y se puede utilizar el mismo hardware que se usa para minar BTC, con algunas ligeras modificaciones. Cabe mencionar que, si bien en un principio esta dificultad era baja, en 2018 se volvió muy cara para las recompensas que se obtenían, por lo que se ajustó la dificultad para poder mantener cierto nivel de ganancias. A pesar de los esfuerzos, la minería de BCH no deja grandes beneficios, principalmente por las comisiones bajas.


Por otro lado, debemos recordar que originalmente el tamaño de los bloques de Bitcoin Cash era de 8MB, 8 veces mayor al de la red original de Bitcoin. Esto permitía procesar hasta 20.000 transacciones por segundo, situación que se modificó en 2018 y alcanzó a procesar hasta 40.000 transacciones por segundo gracias a una modificación en el tamaño máximo de bloques, pasando a ser 32MB. Si bien son números muy diferentes a los de Bitcoin, esta red es mucho menos utilizada y no se utiliza toda la capacidad de los bloques.


Dentro de las ventajas del Bitcoin Cash destacamos su escalabilidad, debido a que es mayor a la de Bitcoin y puede confirmar transacciones en segundos. La seguridad también demuestra fortaleza debido a que los diferentes algoritmos de la red creados por sus desarrolladores garantizan la seguridad en las transacciones. Por último, otro factor interesante de BCH es que las tarifas son considerablemente menores que las de Bitcoin y permiten enviar dinero a todo el mundo.


Sin embargo, como mencionamos anteriormente, la minería tiene un bajo rendimiento, por ende, los mineros reciben pocas recompensas debido a las bajas comisiones de la red. Otra negativa es que los desarrolladores de este criptoactivo continúan enfrentándose, lo que puede disminuir su reputación, más aún en los momentos de bajas en el precio de esta.


Para concluir, encontramos que la incorporación de la comunidad dentro de Bitcoin tuvo un papel fundamental para la mejora en la criptomoneda y su desenlace en la bifurcación, es imprescindible que un activo así contenga mucha gente activa que lleve a cabo al pie de la letra el proyecto que tuvo pensado Satoshi Nakamoto. No ha sido la única bifurcación, podemos encontrar que Ethereum también ha tenido una recientemente, por ende, vemos que el desarrollo de estas, sino del resto de criptomonedas aún no ha terminado.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo