top of page

¿Qué paso con el Silicon Valley Bank?

Desde hace unos días, entramos en una situación de crisis bancaria, donde el resultado fue la caída de las grandes bolsas mundiales a manos de un hecho que desencadenó todo, la caída del Silicon Valley Bank.



Empecemos por el principio: ¿Qué es el Silicon Valley Bank y por qué tuvo tanta repercusión en la economía mundial para ponerla en jaque en tan solo algunos días?





El mismo es un banco que fue fundado en 1983 y justo antes de su colapso era el 16º banco comercial de Estados Unidos prestándole servicios a casi la mitad de las empresas estadounidenses de tecnología y ciencias de la vida respaldadas por capital riesgoso, esta es la punta del iceberg.


Brevemente, este banco creció en demasía al igual que las empresas del sector tecnológico en los últimos años, dado que la FED tomo una política expansiva, es decir, decidió bajar las tasas de interés algo que favorecía a las empresas para poder tomar prestamos ya que era muy favorable conseguir financiamiento.


Los activos del banco, que incluyen préstamos, se triplicaron con creces, pasando de US$ 71.000 millones a finales de 2019 a un máximo de US$ 220.000 millones a finales de marzo de 2022, según los estados financieros. Los depósitos se dispararon de US$ 62.000 millones a US$ 198.000 millones durante ese período, a medida que miles de empresas tecnológicas emergentes depositaron su efectivo en el prestamista.

Su plantilla mundial se duplicó con creces.


Aunque si bien tuvo este crecimiento la raíz de su desaparición se remonta a varios años atrás. Como muchos otros bancos, SVB invirtió miles de millones en bonos del Tesoro de EE. UU. durante la época de las tasas de interés cercanas a cero. Lo que parecía una apuesta segura se vino abajo rápidamente, cuando la Reserva Federal subió las tasas de interés agresivamente para controlar la inflación. Cuando las tasas de interés suben, los precios de los bonos caen, por lo que el aumento erosionó el valor de la cartera de bonos del SVB.


Al mismo tiempo, la subida de tasas de la Reserva Federal elevó los costos de los préstamos, lo que obligó a las empresas tecnológicas a destinar más efectivo al pago de la deuda. Al mismo tiempo, tenían dificultades para conseguir nuevos fondos de capital de riesgo. Esto obligó a las empresas a recurrir a los depósitos del SVB para financiar sus operaciones y su crecimiento.


Si bien los problemas del SVB se remontan a sus anteriores decisiones de inversión, la corrida bancaria se desencadenó el miércoles, cuando el prestamista anunció que había vendido un montón de valores con pérdidas y que vendería US$ 2.250 millones en nuevas acciones para subsanar sus finanzas. Esto desató el pánico entre los clientes, que retiraron su dinero en masa.


Por último, y como buena noticia, HSBC intervino para comprar la filial de SVB en el Reino Unido por 1 libra (US$ 1,2), asegurándose los depósitos de miles de empresas tecnológicas británicas que tienen dinero en el prestamista. Si no se hubiera encontrado un comprador, SVB UK habría sido declarado insolvente por el Banco de Inglaterra, garantizando los fondos únicamente a los clientes con depósitos por valor de hasta 85.000 libras (US$ 100.000) o 170.000 libras (US$ 200.000) para cuentas conjuntas.





Como conclusión, debes tener en cuenta que este desenlace para el banco, dejó en jaque al resto de los bancos y logro que las bolsas mundiales bajen de manera abrupta, nos queda la duda sobre qué ocurrirá en momentos de alta volatilidad, pero destacamos que este banco termino como vivió, siempre con empresas que no consiguen financiación en otras entidades bancarias, algo que tiene un riesgo algo, sin embargo, una mala decisión financiera ocasionó el fin del Silicon Valley Bank.


127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page