¿Por qué hubo un "lunes negro"?

La mañana del lunes 20 de septiembre, en vísperas del arranque de la primavera, los principales portales económicos nos mostraban una muy mala noticia que llegaba desde Oriente, para ser más precisos, desde China.

Como bien sabemos, por un tema de diferencia horaria, cuando queremos saber como va a evolucionar el mercado bursátil durante el día, siempre lo primero que nos fijamos es como se comportaron los mercados en Asia y Europa.

Si bien no es definitivo lo que suceda en dichos continentes, nos dan un panorama de lo que pueda suceder durante el día.

Adicionalmente, acercándose la apertura del mercado argentino, vamos mirando de cerca como van operando los futuros de Wall Street.

En la mañana del lunes, notamos fuertes bajas en todos los mercados internacionales. Todos se empezaron a preguntar que era lo que estaba sucediendo. Algunos pensábamos que se había filtrado alguna información sobre la reunión de esta semana de la FED, ya que Powell iba a dar un discurso sobre la política de tasas de interés y cuando iba a ser el comienzo del proceso de tapering.

Pero el problema no venia por ahí, sino que la fuerte caída de los mercados estaba siendo producida por una empresa china. Y todos nos preguntamos ¿Por qué tiene tanto impacto esta empresa china? ¿Cuál es la empresa? ¿A qué se dedica?

Todas esas dudas empezaron hacer ruido durante la rueda. En el siguiente informe, vamos a conocer un poco más a detalle cual es esta empresa que trajo varios problemas a nivel mundial, a que se dedica y porque puede llegar a provocar una crisis similar a la del 2008 en Estados Unidos.

Evergrande Group, fundada por Hui Ka Yan en Guangzhou en 1996, es la marca de Real State más valiosa del mundo y la segunda desarrolladora inmobiliaria más importante de China. La empresa emplea directamente a más de 200.000 personas e indirectamente mantiene casi 4 millones de puestos de trabajo al año. con alrededor de 1300 emprendimientos inmobiliarios en el país. El real state es uno de los principales motores de la economía china y representa cerca del 28% del producto bruto interno del país.

Uno de los principales motivos de esta corrección recae en la posible quiebra del gigante inmobiliario chino Evergrande por no poder hacer frente a sus obligaciones financieras.

¿Por qué llego a esta situación? Resulta que Evergrande financió su crecimiento corporativo mediante créditos para la compra de terrenos y luego la venta rápida de departamentos, sin importar los bajos valores de ganancias de estas transacciones. Actualmente posee más de 700 proyectos inmobiliarios en más de 200 ciudades.

Igualmente, el comienzo del conflicto empezó septiembre de 2020, cuando aparentemente desde la empresa se realizó una carta en la que el grupo le pedía ayuda al gobierno.

Ya a mitad de este año, el grupo admitió que no había podido pagar algunas deudas comerciales a tiempo.

En julio, el panorama empezó a agravarse ya que un juzgado chino congeló un depósito bancario de la empresa por u$s20 millones a pedido del Banco Guanfa.



A fines del mes pasado, Evergrande envió una carta a la Bolsa de Hong Kong, donde informaba sobre incumplimientos de préstamos y litigios de negocios. Además, que las fuertes bajas en las ventas, provocaba una fuerte disminución de liquidez para la compañía.


Cuando comenzó el mes de septiembre, desde la compañía comunicaron que estaban teniendo problemas de liquidez, con lo cual esto provocó la suspensión de algunos proyectos por falta de pago a los proveedores.

Sumado a estos problemas de liquidez, se le suma que las ventas de propiedades de Evergrande vienen cayendo desde mitad de año, a pesar de los grandes descuentos que ofrece. Durante el mes de agosto, las ventas se hundieron un 26% si lo comparamos interanualmente. Viendo estos importantes números negativos, seguramente en septiembre esta tendencia seguirá el mismo camino, agravada por la incertidumbre y los proyectos paralizados.

Como venimos mencionando en los podcasts y también en nuestros informes semanales y mensuales, desde mediados del 2020 que el gobierno chino comenzó una campaña regulatoria contra las principales empresas del país. Hemos visto los conflictos que tuvo el gobierno con empresas del sector tecnológico, como los tan conocidos casos de la empresa de e-commerce Alibaba Group y la empresa de transporte Didi.

Estas disputas entre el gobierno y las empresas provocan fuertes turbulencias en los mercados internacionales, ya que son empresas que cotizan en Wall Street y hacen un efecto dominó en dichos mercados.

Con respecto al sector inmobiliario, desde agosto del 2020, el gobierno chino propuso reducir los riesgos del alto endeudamiento del dicho sector. Dado a un contexto de bajas tasas de interés, impuso a los bancos del país a reducir su exposición en el sector inmobiliario.

Según estimaciones del mercado, la deuda de la empresa ronda en los 1,97 billones de yuanes es decir alrededor de 306.300 millones de dólares. Este valor representa el 2% del PBI del país.

En lo que queda del año, la compañía tiene que afrontar el pago de intereses por u$s 669 millones. El problema que ocurrió fue que empezó a ponerse en duda si la empresa podrá pagar u$s 83,5 millones en intereses de bonos que vencen el jueves 23 de septiembre.

El incumplimiento del pago de estos intereses podría desencadenar varios problemas para instituciones financieras que están expuestas a Evergrande mediante préstamos directos y participaciones indirectas a través de diferentes instrumentos financieros.

También tengamos en cuenta que Evergrande cuenta con grandes empresas internacionales entre sus inversores, como Allianz, Ashmore y BlackRock.

Como la empresa está relacionada con las principales compañías del sector financiero a nivel mundial, el lunes se dio lugar a un “lunes negro”.

Las acciones de Evergrande que cotizan en Hong Kong, que dijeron el 13 de septiembre que enfrentaban dificultades sin precedentes, cayeron más de un 10% a su nivel de cierre más bajo en una década.

El índice Hang Seng, que es el principal índice de Hong Kong, cayó un 3,3% a su cierre más bajo desde octubre.

Con respecto al mercado norteamericano, los tres principales índices bursátiles estadounidenses, iniciaron la semana con fuertes bajas. El Dow Jones se desplomó un 2,04%, mientras que el S&P500 cayó 2,01% y por último el índice tecnológico Nasdaq sufrió la mayor caída y perdió un 2,56%.

También se desplomaron los principales commodities como por ejemplo el petróleo que cayó un 2,33%.



¿Cómo impactó esto en argentina?

Argentina tampoco fue la excepción y el lunes tuvimos la caída más importante del último año y medio. Desde el comienzo de la jornada se empezó a registrar una clara tendencia de caída en los mercados y aquí en especial el Merval inició la jornada con un descenso del 4% que luego se fue profundizando hasta llegar al 6,2%.

Sumado a este adverso contexto internacional, también se sumó la situación de la crisis política que viene arrastrando el Gobierno tras el resultado de las elecciones primarias.

Paralelamente, las acciones argentinas que cotizan en Nueva York también tuvieron fuertes caídas, que en algunos casos llegaron a rozar el 13% de baja.

A su vez, también hubo una importante caída de los títulos públicos y por esta razón el riesgo país de la Argentina trepó el lunes a 1.577 puntos básicos.


Veremos que sucederá durante la semana, si finalmente el jueves Evergrande realiza el pago de intereses a sus inversores y que va a suceder con su deuda, si realiza una restructuración y cual va a ser el rol del gobierno chino.

Adicionalmente, esta semana tenemos definiciones de la FED, en la cual, Powell va a brindar una conferencia de prensa donde determinara si hay cambios en la tasa de interés y si finalmente comienza con el proceso de tapering.



17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo