Inflación: ¿Problema transitorio o llegó para quedarse?

Cuando hablamos de inflación en la Argentina, es un tema del cual estamos acostumbrados y llevamos varias décadas con el mismo problema. En cambio, a nivel mundial, el 90% de los países tiene inflación de un dígito. La inflación a partir de los últimos años dejo de ser un problema para las economías mundiales sin importar el desarrollo del país. Pero aún en Argentina seguimos con dicho problema en el cual año tras año sigue agravándose.

Pero saliendo de nuestro país, en varios países luego del año y medio del comienzo de la pandemia, también empezó a ser un problema.


Durante el 2020, los bancos centrales de los países, a causa de la pandemia, aumentaron su emisión para hacer frente a subsidios de apoyo económico e incrementos de gastos en sanidad. Toda esta emisión realizada el año pasado, comenzó a trasladarse a precios recién en 2021 como consecuencia de las reaperturas y la vuelta del consumo. Los índices inflacionarios empezaron a dispararse como no lo hacían hace varias décadas. El debate que se da en las mesas es si va a ser un problema transitorio o si llega para quedarse en el tiempo.


Volviendo al plano local, la semana pasada se dio a conocer el famoso “REM” (Relevamiento de expectativas de mercado).

Como bien mencionamos en el podcast de este martes, este relevamiento permite un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo sobre la evolución de la economía argentina y es generado a partir de una encuesta realizadas a personas especializadas, del país y el extranjero.

El relevamiento es realizado los últimos 3 días hábiles de cada mes, sobre las expectativas de los precios minoristas, la tasa de interés, el tipo de cambio nominal, el nivel de actividad económica y el resultado primario del sector público nacional no financiero.


Esta información resulta de gran relevancia, no sólo para las decisiones de política monetaria y económica, sino también para las decisiones de consumo e inversión, constituyéndose como un bien público al proveer a la comunidad la mejor información posible respecto de las estimaciones que realizan los especialistas sobre el comportamiento futuro de las principales variables económicas.


Cabe aclarar que los pronósticos del REM no constituyen proyecciones propias del BCRA.

En el informe de la semana pasada arrojó que el mercado ajustó a la baja sus proyecciones de inflación acumulada para 2021 y el precio del dólar para fines de diciembre. Adicionalmente, incrementó su pronóstico de rebote económico para este año.

Por el lado negativo, para el 2022 prevé un IPC más alto del proyectado un mes atrás.

A fines de septiembre de 2021, los analistas del mercado proyectaron que la inflación minorista para 2021 se ubicará en 48,2% interanual, 0,2% por debajo de la encuesta previa.





Quienes participan del REM esperan un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real para 2021 de 7,6% (0,4% mayor respecto del relevamiento previo), luego de registrarse en 2020 una caída de 9,9% interanual.




Los analistas del REM ajustaron a la baja sus proyecciones mensuales del tipo de cambio nominal y prevén que alcance $105 por dólar en diciembre 2021, contemplando que se ubique en $155,9 por dólar a fines de 2022. Proyectan que el tipo de cambio nominal promedio para fines de diciembre de 2021 alcance $105,2.




El jueves 14 de octubre sabremos a través del INDEC cual fue el valor exacto de la inflación en el mes de septiembre. El mes de agosto arrojo una inflación de 2,5%, el valor mas bajo en lo que va del año y acumulamos 5 meses consecutivos disminuyendo la inflación, después de aquel recordado 4,8% de Marzo. En lo que va del año ya acumulamos un 32,3% quedando muy por encima del valor pronosticado en el presupuesto que era del 29% para el año 2021. Si comparamos la inflación interanual, nos arroja un valor del 51,4%.



En 2020 veníamos teniendo los primeros meses una fuerte emisión a causa del déficit fiscal pero sumado a esto, comenzó la pandemia y esto hizo que la emisión se acelerara a un mayor ritmo. Si bien la inflación del 2020 fue menor a la del 2019, esto fue producto de las restricciones que hubo a la actividad económica, adicionalmente a que la población estaba en aislamiento, por ende, no podía consumir y esto hizo que la inflación del 2020 fuera solo del 36,1%. Este año con la reapertura de la economía y flexibilización de actividades, vamos camino a una inflación por encima del 50%.


Yendo al plano internacional, el miércoles se dio a conocer el índice de inflación de los Estados Unidos. El mismo arrojó una inflación del 0,4% para el mes de septiembre. En comparación con septiembre de 2020, los precios subieron un 5,4%, más que el aumento interanual del 5,3% observado en agosto y marcó el nivel más alto en 13 años.

El índice de precios al consumo en Estados Unidos repuntó en septiembre, impulsado por el aumento del costo de la energía y las interrupciones de la cadena de suministro mundial. Marcó así su nivel más alto desde 2008, cuando se elevó en medio de la crisis financiera global que se desató tras la caída de Lehman Brothers.


Si excluimos los precios de alimentos y combustibles, que son los más volátiles, la inflación subyacente en septiembre fue del 0,2 %, con una tasa anual del 4 %.

Los precios de la energía subieron en septiembre un 24,8 % y los de los alimentos subieron un 4,6 %, según el informe del gobierno. Los precios que pagan los consumidores por la gasolina aumentaron un 1,2 % el mes pasado y han subido un 42,1 % en un año. Los índices de precios de alimentos y de vivienda contribuyeron en más de la mitad de los incrementos mensuales.


La inflación es uno de los principales motivos de preocupación en EEUU, ya que se encuentra en niveles no vistos en más de una década. Hasta ahora, la Reserva Federal ha insistido en que las tasas elevadas de inflación tendrán un carácter transitorio, aunque el dato de este miércoles demuestra que no terminan de bajar como esperaba el banco central.


Si vamos a nuestros países vecinos, el gigante Brasil viene con datos alarmantes en materia inflacionaria. La variación mensual del IPC (Índice de Precios al Consumo) ha sido del 1,2%, de forma que la inflación acumulada en 2021 es del 7,2%.


La tasa de variación anual del IPC en Brasil en Septiembre de 2021 ha sido del 10,8%, 4 décimas superior a la del mes anterior. Entre los sectores que empujaron la suba, se destaca la subida del 2,8% de los precios de Vivienda, hasta situarse su tasa interanual en el 15,1%.


La inyección de estímulos por pandemia, la peor sequía en casi un siglo, el aumento del precio internacional de las commodities y la depreciación del real, están impulsando la mayoría de los precios en el país.


Estos datos alarmantes, trajo como consecuencia la suba de la tasa de interés. Durante la primera semana de octubre, el Banco Central de Brasil (BCB) volvió a aumentar la tasa de interés (Selic) en 100 puntos básicos. Es la quinta alza consecutiva que realiza desde el mínimo histórico de 2% hasta el actual 6,25%.


Dado todo este contexto inflacionario en el mundo, como venimos mencionando en los podcasts y en blogs anteriores, para estar protegidos ante un escenario inflacionario tenemos varias alternativas.


En lo que respecta a la renta fija, aconsejamos estar posicionados en bonos atados a CER como son el TX22 y T2X2, los respectivos con vencimientos en marzo y septiembre del 2022.


También sumado a estos instrumentos, se suma una letra que ajusta por CER con vencimiento 28 de febrero.

Para los perfiles mas arriesgados y deciden tomar riesgo, decidimos estar posicionados en activos relacionados al sector financiero y petrolero.

En estos casos, decidimos estar posicionados en CEDEARS de los principales bancos de Estados Unidos, como lo son Bank of America y JP Morgan ya que, para contrarrestar la inflación, los bancos centrales van a tener que empezar a subir las tasas de interés.

Por otro lado, vemos una suba importante del petróleo por lo tanto decidimos estar posicionados en la petrolera ExxonMobil.


Ya metidos en el plano local de renta variable, recomendamos estar posicionados en Pampa, Ternium y Transportadora de gas del norte. Dichos activos están relacionados al sector energético y sumado a esto, son de gran oportunidad ya que se encuentra en valores muy por debajo del que poseían antes de las PASO 2019.




12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo