¿Qué son los Cedears y cuál es su importancia en el mercado argentino?

Como es de público conocimiento, y debido a las constantes limitaciones para operar en el exterior, es normal que a la hora de decidir en dónde invertir, los cedears piquen en punta como el instrumento para destinar el dinero en la búsqueda de rendimientos. Tanto así, que el volumen operado en estos activos, supera cómodamente al de las acciones argentinas.


Pero, para comenzar a incursionar en este mundo, empecemos por el principio. Los cedears son Certificados de Depósito Argentino, y estos, representan acciones de empresas que cotizan en el extranjero siendo a través de ellos la forma en la que se pueden comprar desde el mercado local. Es decir, gracias a este instrumento, podemos invertir con nuestros pesos en acciones como Apple, Tesla, Coca Cola, etc.


Una pregunta rápida, en este contexto de inflación galopante y devaluación de nuestra moneda es ¿qué hacemos con los pesos?. De ahí surgen muchas variantes, dólares, ladrillo, obligaciones negociables, plazo fijo, estas suelen ser las primeras respuestas, y si bien podríamos analizar cada una con sus ventajas y desventajas, es notorio que cada vez más personas deciden innovar e invertir en los cedears, debido a que, de las opciones anteriores, solo el dólar es el más atractivo para el común de los inversores.


Entonces, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de invertir en Facebook, Amazon, Nvidia, entre otras? El crecimiento en la operativa de este instrumento, se debe a que, además de atractivo, es muy simple adquirirlo, solo basta con tener una cuenta comitente, y elegir el que se adecue a sus necesidades para comprarlo y comenzar a operar.


Ahora bien, debemos diferenciar a los cedears, de las acciones, y esto ocurre porque uno tiende a pensar que el instrumento se mueve de igual manera que la acción en el exterior, pero esto claramente no es así. De aquí destacamos dos factores a tener en cuenta; uno es, el precio de la acción en su mercado de origen y el segundo componente es el CCL. Con un simple ejemplo tomaremos dimensión de esto. Suponga que la acción de Microsoft creció en el exterior un 5% y el valor del CCL en la plaza local creció un 2%, esto nos quiere decir que el precio del cedear subirá un 7%.


Otro factor importante es el ratio de conversión. El mismo indica la cantidad de cedears que representan 1 acción del activo en el mercado del exterior. Por ejemplo, para Apple el ratio es 10:1, esto nos dice que debemos comprar 10 cedears para tener el equivalente a 1 acción de Apple en el mercado de Estados Unidos


Destacamos dos ventajas del activo en cuestión,

en primer lugar la diversificación de riesgo local y esto se debe a que al invertir en el mercado internacional, el inversor que accede a estos papeles no solo diversifica su portafolio, también protege sus ahorros ante cualquier fluctuación de nuestra economía.


Y en segundo lugar, desde enero, la CNV aprobó los cedears de ETF, lo que permite invertir en algunos de los índices más representativos del mercado exterior, como el S&P (SPY es el ETF que lo replica). Al invertir en un ETF logramos una mayor diversificación de la cartera ya que tendremos exposición a distintos activos, sectores y países. Otros ejemplos de este tipo, son XLE (sector energía), USO (sector petróleo) o de países como EWZ (Brasil).





72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo