Efectos de la última restricción a los dólares financieros

Como viene sucediendo desde el año pasado, el Gobierno para poder frenar la suba de los dólares y adicionalmente la caída de reservas del BCRA, muy a menudo suele imponer nuevas restricciones a la adquisición de dólares.


En este caso vamos a profundizar en la última medida impuesta por la Comisión Nacional de Valores (CNV) publicada el martes 5 de octubre y cuáles fueron las repercusiones tanto en el mercado como en las divisas del BCRA.


Para empezar, vamos explicar de que se trata esta nueva restricción.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) hace 2 semanas estableció la RG 907/21 que hace mención a una serie de medidas relativas a las operaciones con valores negociables con liquidación en dólares estadounidenses, tanto en jurisdicción local como extranjera.

¿Que son valores negociables con liquidación en dólares? Son todos aquellos activos que cotizan tanto en pesos como en dólares, por ejemplo, el bono AL30 que es un bono en pesos con vencimiento al 2030. Es el más operado en el mercado y también tiene su cotización en dólares y se denomina AL30D.


En la mayoría de los casos por un tema de cotización, los inversores suelen elegir de este bono para poder hacer el famoso dólar bolsa o dólar contado con liquidación. Esta operación no es solo en bonos, también puede hacerse con acciones y CEDEARS que tengan cotización en ambas monedas.


Como los dólares financieros, son dólares en los cuales el BCRA puede intervenir mediante la compra y venta de bonos, en el último tiempo al haber mucha demanda, el BCRA comenzó a tener una importante sangría de reservas a causa de esta demanda de dólares financieros y también para poder bajar la cotización de los mismos.

La nueva restricción impuesta establece un límite de 50 mil nominales semanales para la venta de valores negociables denominados en dólares y emitidos bajo ley local con liquidación en moneda extranjera, considerando tanto operaciones MEP como Cable.

A su vez, solo se podrán cursar órdenes para concertar operaciones con valores negociables con liquidación en moneda extranjera o realizar transferencias de valores negociables desde o hacia entidades depositarias del exterior, si en los 30 días corridos anteriores no se concertaron operaciones de venta de valores negociables nominados y pagaderos en dólares estadounidenses emitidos por la República Argentina bajo ley local, con liquidación en moneda extranjera.

Por último, existe manifestación fehaciente de no realizar operaciones partiendo del momento en que se liquidan las referidas operaciones y por los 30 días corridos subsiguientes.


Para entender estas medidas en simples palabras, a partir del 5 de octubre solo se podrán operar 50 mil papeles nominales de cada activo y no se podrá operar otro activo por los siguientes 30 días. Es decir, que yo puedo operar 50 mil nominales de AL30 por semana, pero por el lapso de 30 días solo puedo operar ese mismo bono. Si quiero operar otro activo para hacer dólar bolsa o contado con liquidación, necesito esperar 30 días desde la fecha de liquidación.

Estas medidas están pensadas con el objetivo de terminar con las operaciones de arbitrajes que realizan los grandes operadores que le produce al BCRA perder importantes valores de reservas todos los días para hacer frente a esta demanda y para poder frenar el valor de la cotización.


Ya explicada en detalle la resolución, vamos a ver cuales fueron los efectos para el BCRA de dicha medida en estas 2 semanas.

La RG N° 907 de CNV, tuvo mucho impacto en volúmenes operados como en el precio de los tipos de cambio, particularmente del dólar bolsa también conocido como MEP. Antes de la nueva restricción, el volumen de intervención del BCRA a través del bono AL30, se estaba situando a un ritmo insostenible, por lo que era factible que se implementen más cambios regulatorios, en un período donde la autoridad monetaria estaba interviniendo desde el lado vendedor simultáneamente en el mercado de dólares financieros (MEP/CCL).

La nueva regulación logró frenar la sangría de divisas provocada por la intervención de la entidad en el MEP. Llegó a ver días con ventas por casi 50 millones de dólares diarios, y ahora provocó considerablemente una baja en el volumen operado en el bono AL30D.

Sin embargo, al igual que las regulaciones anteriores, toda restricción tiene un costo. La menor oferta de dólares MEP por parte del BCRA y la segmentación de mercado provocada por la regulación tuvo un efecto en el precio del dólar MEP “libre”, el cual pasó de $178 previo a la regulación a $188 al cierre del viernes 15 de octubre, un aumento superior al 5%.

En consecuencia, al retirarse del mercado la oferta de dólares MEP por parte del BCRA, esto provocó que disminuya fuertemente el canje (conversión de MEP a CCL) desde el pico de 8% a un promedio operado de 3,9% durante la última rueda, cerrando la jornada en valores más cercanos al 3,5%.


Si bien el MEP “regulado” vía AL30 sigue existiendo, el viernes cerró debajo de los $178, el volumen operado allí es muy inferior al volumen previo a la regulación ya que los comitentes que vendan títulos contra D y/o C (MEP/CCL) en bonos en dólares ley local, no podrán operar con dólares ningún otro título (excepto otros bonos en dólares ley local) durante un plazo de 30 días. A su vez, quien operen el resto de los títulos contra dólar, no podrá vender contra dólar ningún bono en dólares ley local.


Esto en la práctica lo que crea es una segmentación de mercado: separa a quienes operan en el dólar MEP “regulado” de quienes operan en el dólar MEP “libre”, impidiendo de esta forma operaciones de arbitraje. A la vez de que se actuó sobre el mercado de dólares financieros, el BCRA también emitió la Comunicación A 7375 la cual modificó la regulación vigente respecto al pago de importaciones de forma anticipada.


De esta forma, luego de ventas netas por USD 957 millones durante septiembre y de USD 218 millones durante los primeros tres días hábiles de Octubre, la autoridad monetaria logró alzarse con USD 530 millones post regulación, fortaleciendo las reservas internacionales netas líquidas que, según algunas mediciones, ya se encontraban en terreno negativo. Este efecto “positivo” de corto plazo, sin embargo, traerá consecuencias tanto en el nivel de inflación, menos precios de la economía dejan de tomar el oficial como referencia al no poder acceder al mismo, como en el nivel de actividad, menor cantidad disponibles de insumos para la producción local.




Ayer, el Banco Central (BCRA) culminó con un saldo neutro en sus intervenciones, luego de ocho jornadas con compras netas. De esta manera, en lo que va del mes acumula un saldo positivo de casi u$s433 millones.

De esta manera, la autoridad monetaria registra el mejor octubre de la última década. El décimo mes del año suele ser un mes de ventas; solo en 2012 y en 2016 el BCRA pudo terminar este período con un ínfimo saldo positivo. Teniendo esto en cuenta, fuentes del equipo económico advierten que es probable que en la segunda haya un menor ingreso de divisas y mayor egreso por cuestiones estacionales en la demanda.



El interrogante que nos queda, es si el BCRA junto con la CNV va a seguir imponiendo nuevas restricciones y adicionalmente si vuelve a surgir alguna oportunidad de dólar rulo para poder obtener ganancias extraordinarias mediante el arbitraje de activos.


11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo