Descarbonizando la economía

En el comienzo de la semana tuvimos una noticia importante en materia económica que fue de alto impacto en los medios de comunicación y portales económicos. La noticia está relacionada con una inversión en la producción de hidrogeno verde en el país, más precisamente en Río Negro. Muchos no entendimos de que se trataba, por esa razón vamos a desarrollar en el siguiente informe acerca del hidrogeno verde y el rol de energías renovables en el desarrollo económico del país.


El hidrógeno es el elemento químico más abundante en el universo. Este componente químico está principalmente en estado gaseoso, pero también puede tomar estado líquido.

Este elemento tiene la virtud de ser muy poderoso ya que tiene tres veces más energía que la gasolina. Pero, la mayor diferencia es que es una fuente de energía limpia, ya que solo libera agua (H2O), en forma de vapor y no produce dióxido de carbono (CO2).

¿Pero por qué aún no tiene uso masivo?


Una de las razones por las cuales no tiene un uso masivo, es porque es considerado peligroso por ser altamente inflamable, por lo que transportarlo y almacenarlo de manera segura es todo un desafío.

Otra de las problemáticas es su dificultad para producirlo. El hidrógeno es muy poderoso: tiene tres veces más energía que la gasolina. En la Tierra el hidrógeno solo existe en combinación con otros elementos. Está en el agua, junto con oxígeno, y se combina con el carbono para formar hidrocarburos como el gas, el carbón y el petróleo. Por ende, hay que separar al hidrógeno de las otras moléculas para usarlo como combustible y, para lograrlo, se requieren grandes cantidades de energía, lo que lo hace muy costoso.


En los últimos tiempos hubo un importante avance para su producción. Antes se utilizaban hidrocarburos para generar este tipo de energía, por lo que producir hidrógeno verde, aparte de costoso, provocaba contaminación. Pero ya desde hace unos años se empezó a producir hidrógeno a partir de energías renovables como el sol y el viento, usando un proceso llamado electrólisis.


El resultado es el llamado hidrógeno verde, que es 100% sostenible, aunque sigue siendo más costoso de producir que el hidrógeno tradicional.

A nivel mundial, la Unión Europea y Estados Unidos han comenzado a avanzar en planes nacionales de producción de este combustible renovable. La Unión Europea se comprometió a invertir u$s 430.000 millones en hidrógeno verde entre ahora y 2030.

Se llama hidrógeno "verde" porque toda la energía para producirlo proviene de fuentes renovables.


El hidrógeno verde permitirá utilizar y transportar energía renovable que de otro modo sólo podría utilizarse en las zonas aledañas a la generación. Con este proyecto, la energía que generan los vientos de la Patagonia va a poder ser industrializada y exportada.

Sabiendo las condiciones favorables que posee la Patagonia Argentina, el lunes la firma australiana Fortescue, anunció una multimillonaria inversión, más de u$s 8400 millones, en Argentina con la finalidad de producir hidrógeno verde para exportar.


El proyecto se desarrollará en los alrededores de la ciudad de Sierra Grande, la cual cuenta con antecedentes en la producción de mineral de hierro. Este desarrollo tiene previsto generar 15.000 puestos de trabajo directos y al menos otros 40.000 indirectos.

La prospección que comenzó la empresa se basa en analizar cantidad y calidad de vientos, fuente energética principal para la producción, y se inició a partir de un acuerdo firmado junto al Ministerio de Desarrollo Productivo y la Nación y el gobierno de Río Negro.

A base de energía eólica, el objetivo es industrializar y exportar los vientos de la Patagonia. Se espera lograr una capacidad de producción de 2,2 millones de toneladas anuales en 2030, lo que equivale al 10% de la energía eléctrica que consume Alemania en un año. En la etapa inicial, hasta 2024, cuando comenzarán a exportar, será el equivalente a 600 megas.


Esta noticia es de gran importancia para Argentina ya que es un ingreso genuino de divisas a través de una inversión directa. Como mencionamos en blogs anteriores, después de las elecciones y sumado a la baja del precio de la soja, es de suma importancia que ingresen dólares en el corto plazo a través de inversiones directas.

También como hecho importante de la semana se dio la conferencia sobre calentamiento global (COP26) de la ONU en Glasgow, Escocia.


Más de 130 jefes de Estado y presidentes de gobiernos, además de miles de diplomáticos, se estarán reuniendo durante estas semanas para establecer nuevos objetivos con el fin de reducir las emisiones de la quema de carbón, petróleo y gas que están calentando el planeta.

La conferencia se celebra cada año, pero en esta ocasión es crucial porque los científicos aseguran que las naciones deben alejarse de una forma drástica e inmediata de los combustibles fósiles si quieren evitar los efectos más catastróficos del cambio climático.

Claramente se ve una agenda mundial con una mirada más ecológica de cara al futuro.

Una de las empresas que viene haciendo una apuesta fuerte en una economía más limpia es la famosa empresa Tesla.


Liderada por su controversial CEO Elon Musk, es una empresa estadounidense que diseña, fabrica y vende automóviles eléctricos y componentes para la propulsión de vehículos eléctricos. La compañía era muy cuestionada ya que al hacer mucha inversión en investigación y desarrollo seguía dando pérdidas millonarias. Pero ya en los últimos meses esto se revirtió.

La semana pasada Tesla Inc reportó ingresos que, si bien no alcanzaron las estimaciones de Wall Street, sí lograron superar las proyecciones de ganancia del tercer trimestre a pesar de la escasez de semiconductores y los desafíos de la cadena de suministro.

Las ventas de la compañía de vehículos eléctricos aumentaron un 57% a US$13.800 millones, en tanto que las estimaciones eran de US$13.900 millones. Las ganancias llegaron a US$1,86 por acción sobre una base ajustada.


Los resultados marcan el noveno trimestre consecutivo de ganancias para el fabricante de automóviles eléctricos de 18 años y se produjeron a pesar de algunos obstáculos como los continuos apagones que dificultaron mantener las fábricas funcionando a plena capacidad.

En el tercer trimestre, Tesla entregó 241.300 autos en todo el mundo, un récord para la compañía.





Como conclusión lo que podemos ver es que ya es un hecho de que la economía mundial va en camino a la producción y adaptación de sus bienes y servicios con energías alternativas y renovables.


Por esa razón como compañía entendemos la importancia de estar posicionados en activos relacionados a energías alternativas. En el mercado fuera del país podemos encontrar fondos on posiciones en Tesla, como el fondo BRNE (BR Sustainable Energy).

Este fondo está compuesto por empresas que se dedican a las energías alternativas y tecnologías energéticas que incluyen energía renovable, desarrolladores de energía renovable, combustibles alternativos, eficiencia energética, habilitación de energía e infraestructura.



6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo