top of page

Cuentas remuneradas: ¿Por qué no invertir en ellas?

En la actualidad, muchas personas buscan alternativas para hacer que su dinero trabaje para ellas y genere intereses. Una de las opciones que ha ganado popularidad recientemente son las cuentas remuneradas. Estas cuentas ofrecen la posibilidad de ver crecer tu dinero de manera constante, sin costos ni riesgos asociados. En este blog, exploraremos en detalle qué son las cuentas remuneradas, cómo funcionan y cuál es su relación con los fondos de inversión y el mercado de capitales

Cuentas remuneradas: ¿Qué son y cómo funcionan?


Una cuenta remunerada es una herramienta financiera que te permite ganar intereses sobre el dinero que tienes depositado en ella. A diferencia de otros instrumentos de inversión, tu dinero permanece disponible en todo momento, lo que significa que puedes acceder a él cuando lo desees. Esta característica la convierte en una opción atractiva para aquellos inversores que necesitan disponer de su dinero de manera inmediata.


Ahora... ¿Por qué no es recomendable tenerlas como un método de inversión?

Aunque las cuentas remuneradas ofrecen intereses diarios, sus tasas suelen ser más bajas en comparación con otros instrumentos de inversión más conservadores.



Para concluir...

Una ventaja altamente beneficiosa de tener una cuenta remunerada es que puedes aprovechar al máximo la liquidez, mientras esperas el momento oportuno para invertir en cualquier activo dentro del mercado de capitales como acciones, cedears o bonos. Estas cuentas suelen ofrecer intereses, lo que significa que tu dinero está disponible para invertir en el mercado de capitales en cualquier momento que surja una oportunidad atractiva.


Esto te permite mantener tu efectivo fácilmente accesible para tomar decisiones de inversión oportunas, lo que puede ser esencial en un mercado que cambia rápidamente.

181 visualizaciones5 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Febrero: ¿Cómo le fue a los activos de inversión?

El mes de febrero ha sido testigo de un cambio drástico en el mercado de capitales, marcando un contraste con el optimismo que predominó en enero. Los inversores se vieron sacudidos por una serie de e

bottom of page