top of page

Argentina se une a los BRICS: Una nueva era en la economía global

En una jugada estratégica que promete impulsar su posición en el escenario económico mundial, Argentina ha anunciado su ingreso al grupo de los BRICS. Esta alianza económica, compuesta por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, ha estado ganando fuerza y protagonismo en los últimos años, y la incorporación de Argentina parece ser el último paso en su expansión. En este artículo, exploraremos en detalle qué son los BRICS, quiénes lo conforman y cómo esta decisión podría influir en la economía argentina.

Los BRICS y su significado:

Los BRICS son un acrónimo que representa a cinco naciones: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Esta alianza económica se creó con el objetivo de potenciar las oportunidades y el crecimiento de sus miembros, fomentando la cooperación en áreas como el comercio, la inversión y el desarrollo. A medida que estas economías emergentes se han consolidado y han demostrado su influencia en el panorama mundial, los BRICS han ido adquiriendo relevancia como un actor global a tener en cuenta.


Historia y evolución:

El término "BRIC" fue acuñado por Jim O'Neill, director del grupo inversionista Goldman Sachs, a principios del siglo XXI. O'Neill argumentó que Brasil, Rusia, India y China tenían un potencial económico tan grande que podrían convertirse en las principales economías del mundo para el año 2050. Este término se popularizó y condujo a la creación de una alianza económica que luego se amplió para incluir a Sudáfrica, formando los BRICS.


Objetivos y fortalezas:

Los BRICS tienen objetivos claros y ambiciosos. No solo buscan fortalecer las economías de sus miembros a través de la cooperación, sino también promover un modelo de desarrollo sostenible que combata la pobreza y el hambre a nivel global para 2030. Con su influencia colectiva, estos países buscan crear una nueva dinámica geopolítica y económica que equilibre el poder existente.


Argentina en los BRICS:

La decisión de Argentina de unirse a los BRICS no es casual. El país sudamericano posee recursos estratégicos como la soja, cereales y minerales, incluido el valioso litio. Además, Argentina cuenta con un sólido capital científico en campos como la biotecnología y la tecnología logística aplicada. Esta entrada al grupo puede abrir nuevas oportunidades comerciales y de inversión, y brindar a Argentina un mayor protagonismo en las decisiones económicas globales.


Impacto económico y geopolítico:

La inclusión de Argentina en los BRICS ocurre en un momento en que el sistema financiero internacional enfrenta desafíos significativos. La debilidad del dólar, la inflación y los déficits fiscales en diferentes partes del mundo han aumentado la necesidad de medidas soberanas. Los BRICS, liderados por Rusia y China, tienen como objetivo la desdolarización para salvaguardar sus recursos productivos frente a la influencia de Estados Unidos.


Fecha de ingreso y el futuro:

Argentina y otros nuevos miembros, como Irán, Arabia Saudita, Etiopía, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, ingresarán oficialmente a los BRICS el 1 de enero de 2024. Esta decisión marca un hito en la historia económica y política del país, abriendo nuevas vías de colaboración y desarrollo en un mundo cada vez más multipolar.


El ingreso de Argentina a los BRICS no es solo un paso económico, sino un movimiento estratégico que puede cambiar el curso de su influencia global. En un contexto donde los BRICS se han convertido en un bloque sólido y relevante, Argentina tiene la oportunidad de fortalecer su posición y participar en la construcción de un nuevo orden económico y geopolítico. El 1 de enero de 2024 marca el comienzo de una nueva era para Argentina y su participación en una alianza que promete cambiar las reglas del juego a nivel mundial.



178 visualizaciones12 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Febrero: ¿Cómo le fue a los activos de inversión?

El mes de febrero ha sido testigo de un cambio drástico en el mercado de capitales, marcando un contraste con el optimismo que predominó en enero. Los inversores se vieron sacudidos por una serie de e

bottom of page